La antigua lonja

El edificio principal consta de dos plantas: la inferior, antaño destinada a bodega o lonja, era el lugar de almacenaje de las viandas de la familia (cereales para la elaboración de gofio, queso curado, legumbres, papas, vino, etc), hoy ha sido rehabilitada y convertida en un amplia y confortable habitación doble.

El suelo es de barro natural y el techo, que sigue siendo el original, fue construido con maderas nobles de la laurisilva herreña (palo blanco y mocanera). Todo ello configura un lugar que evoca la tradición y sobriedad del pasado pero con la comodidad y sencilla elegancia de la época actual.


IMÁGENES